ACCEDE A LA GUÍA para poder descargarla

Derechos de los menores

En virtud de la Convención sobre los Derechos del Niño que fue aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989, aporta una nueva visión de los niños como sujetos de derechos, que antes no existía.

Los derechos de la infancia que reconoce se basan en cuatro principios fundamentales:
• La no discriminación: todos los niños y niñas tienen los mismos derechos.

• El interés superior del niño/a: cualquier decisión, ley, o política que pueda afectar a la infancia tiene que tener en cuenta qué es lo mejor para el niño y la niña.

• El derecho a la vida, la supervivencia y el desarrollo: todos los niños y niñas tienen derecho a vivir y a tener un desarrollo adecuado.

• La participación: los/las menores de edad tienen derecho a ser consultados/as sobre las situaciones que les afecten y a que sus opiniones sean tenidas en cuenta.
Sienta el principio de que todas las actuaciones que tengan que ver con niños/as, tendrán como consideración prioritaria el interés superior de la infancia.

Establece el deber del estado de respetar las responsabilidades, derechos y deberes de los progenitores de proporcionar dirección y guía apropiadas para el desarrollo de las capacidades de los niños y niñas.

•Asimismo establece el derecho de los niños a vivir con su padre o con su madre, siempre y cuando no se considere incompatible con sus propios intereses, y el derecho a mantener contacto regularmente con ambos progenitores.

•Reconoce el derecho del niño a expresar libremente su opinión, siempre que sea capaz, y que su opinión sea tenida en cuenta en cualquier intervención o proceso que le afecte.

•La obligación de los Poderes públicos y de los padres de asegurar la protección social, económica y jurídica de la familia y dentro de ésta, con carácter singular, la de los menores.

•Requiere de la pareja un esfuerzo importante, dirigido de forma primordial a un aislamiento suficiente del conflicto conyugal, que permita garantizar la continuidad de las funciones parentales y evitar que los hijos e hijas queden atrapados/as en el interior de las desavenencias, al mismo tiempo que éstas se van resolviendo o no.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario, mide el tráfico web y acepta cookies de terceros Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar