Me he separado, ¿Qué hago ahora? 3 pasos claves para la superación

Me he separado, ¿Qué hago ahora? 3 pasos claves para la superación

Cuando decides que te vas  a separar o quizás la otra persona es la que toma la decisión, la primera sensación es la de que todo lo que has conocido hasta ahora se derrumba.

Tu vida estructurada y cómo la has vivido hasta ahora ya no va a ser así nunca más y empiezas a sentir las emociones del duelo.

Sin apoyo, ayudas ni guía lo ves todo negro. Con ayuda puedes manejar y hacer que convivan en armonía los sentimientos de dolor, ira e ilusión por crear algo nuevo.

Eso es lo que te propongo en este post. Entender que a pesar del dolor, hay luz al final del túnel.

Que es posible salir adelante y vivir en armonía.

Quiero darte tres pasos esenciales que te van a servir como herramientas para conocerte mejor y trabajar por un futuro mejor.

3 pasos para la superación del duelo

Primer paso: Vivir con ilusión para empezar una nueva vida

Las ilusiones son nuestra mejor compañía, nuestro aliado más fiel en las dificultades y tu principal maestro en la vida.

La ilusión es cuestión de un cambio de mentalidad, de variaciones en la perspectiva de las cosas, de pequeños gestos.

Antes que nada quiero aclarar que no hay que confundir ilusión con esperanzas infundadas.

Si te oyes, vas a saber con toda probabilidad si esta etapa de tu vida ha acabado.

Puede que no sepas lo que quieres. Pero estoy convencida de que si sabes lo que no deseas para tí y tus hijos/as.

Para no perder la ilusión sumida en un mar de preocupaciones, analiza cómo te encuentras y qué es lo que más te preocupa en este momento.

En cuanto puedas trata de llegar a un acuerdo con tu expareja para organizar la nueva vida familiar, horarios, pensión alimenticia… Tus hijos/as y tú lo vais a ganar en salud.

Ya sabemos lo estresante que es la separación, si consigues poner estos temas en orden rápido, todo va a ser mucho más fluído y os vais a adaptar mejor a la nueva situación.

Hay muchos casos en los que la separación se lleva a cabo con mucha animadversión y o bien no se llegan a acuerdos o una parte sale bastante mal parada porque va cediendo.

Te dejo este artículo para que veas que siempre hay alternativas para solucionar los problemas de una manera que sea para los dos “Ganar-Ganar”.

El método del que te hablo en el artículo es una manera de aceptar la realidad que te ha tocado vivir y sacar el mayor provecho de ella.

 Te propongo un ejercicio de reflexión. Mejor si la respuesta la escribes en un cuaderno.

  • ¿Qué cosas cambiarías de tu vida para crear la vida que quieres?

Segundo paso: Planifica tus objetivos aunque creas que es imposible alcanzarlos

Para no perder la ilusión has trabajado en tu , vamos a llamarlo “ Situaciones incómodas” y has decidido qué cosas nos quieres en tu vida.

En este segundo paso vamos a definir lo que quieres conseguir a partir de ahora y cómo lograrlo.

Te hago una pregunta, en la situación en la que te encuentras, ¿Qué desearías que ocurriera con todas tus fuerzas?

Ese va a ser tu primer objetivo. Ten en cuenta el definirlo en positivo. 

A menudo caes en la trampa de enunciar un objetivo pensando en lo que no quieres o lo que quieres eliminar de tu rutina: Desde dejar de fumar, perder peso, dejar de demorar la actividad que quiero llevar a cabo … Son situaciones donde buscas lo que no quieres.

Así que defínelo en positivo, por ejemplo, “Aumentar mi autoestima”.

Te recomiendo que te asegures de que el objetivo depende de tí y no de terceras personas.

Trabaja con un límite de tiempo. Por ejemplo lo voy a conseguir en 3 meses.

Piensa en cómo lo vas a conseguir:

Puedes leer un libro, apuntarte a un programa de acompañamiento, hacer un talller…

Un punto muy importante es que el objetivo debe ser ecológico. ¿Qué quiere decir esto?

Piensa que cuando consigas tu objetivo, cómo va a afectar a tu vida.

Hazte estas preguntas:

  1. ¿Qué pasará cuando consiga el objetivo?
  2. ¿Qué no pasará si no lo consigo?
  3. ¿Qué ganaré con este cambio?
  4. ¿Qué perderé?

Las preguntas intentan generar dudas para que los tengas en cuenta antes de ponerte en marcha.

Y por último, contesta a la preguntas:

¿Qué recursos tengo ya para obtener mi objetivo?

¿Qué recursos necesito para lograr mi objetivo?

Abre los ojos y define tu entorno. Eso te va a dar garantías de que tus decisiones se ajustan a la realidad.

Tercer paso: Trabaja tu autoconcepto y autoestima

¿Qué imagen tienes de tí misma? ¿Te valoras lo suficiente para creer que mereces lo mejor?

Muchas mujeres viven la separación como un fracaso, con una sensación de poca valía.

Cuando tú no atiendes tus necesidades y no das valor a lo que has logrado, hablamos de un autoconcepto deformado y una autoestima baja.

En el paso dos, has definido un objetivo que quieres conseguir, es decir una necesidad no satisfecha.

Para poder llevarla a cabo necesitas una gran dosis de autoestima.

Debes pensar bien de tí, con gran aprecio. 

Y empezar a conocerte. 

Puedes conocerte de muchas maneras, yo te voy a proponer dos:

  1. Haciéndote preguntas. Sobre cómo actúas tú y cómo actúan los demás.
  2. Comparándote con los demás. Estableciendo una diferenciación entre tus actuaciones y las de los demás.  

Volviendo a la autoestima, lo que quiero que te quede claro, es que este concepto supone para tí fundamentalmente respeto hacia ti misma. 

Respetarte significa que no debes enfadarte o morderte el labio cada vez que no actúas o haces algo como deseas.

Siempre tienes otra oportunidad de mejorar.

Te dejo un último ejercicio para que avances en una mejor autoestima.

Reflexiona sobre:

  1. Algunas palabras o frases que otras personas te hayan dicho y que han afectado a tu autoestima.
  2. Alguna circunstancia en la que fuiste comparada y cuál fue tu actitud ante tal hecho
  3. ¿Cuál es tu actitud ante metas aún no logradas o lejanas?

Escribe las respuestas en comentarios si te apetece. 

Sí te recomiendo que cuando hagas los ejercicios los escribas para tener una mayor conciencia del avance.

Quiero recordarte también que el trabajar en tu autoestima implica también ayudar a que tus hijos/as tengan también una autoestima alta. Accede a este post y averigua cómo.

María Morillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario, mide el tráfico web y acepta cookies de terceros Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar