Get Amazing Stories

Get great contents delivered straight to your inbox everyday, just a click away, Sign Up Now.
Email Address
Secure and Spam free...

solución de conflixtos tras la ruptura

5 motivos más comunes de conflicto cuando las parejas con hijos/as se separan

Destacar los conflictos más comunes que se dan cuando las parejas se separan no es fácil, pero se hace necesario buscar la solución a dichos conflictos.

En multitud de separaciones las emociones están a flor de piel y la ira es la protagonista, ya que se busca cualquier cosa para entrar en conflicto.

Como en una partida de ajedrez, cada quien mueve sus fichas intentado dar jaque mate al otro/a.

Cuando decides separarte, puede que hayas intentado a través de varios métodos que la relación se mantenga y no se rompa.

Si no se consigue, algo que pasa con bastante frecuencia, llegas al final con la relación muy deteriorada y con la escalada de los conflictos en el punto más alto.

Hace más de cinco años que Juan y Carmen se separaron. 

Tienen dos hijos en común, uno de ellos en tratamiento psicológico y el menor de 12 años, vivendo con Carmen sin querer ver al padre.

Primero tenían custodia materna con amplias visitas para el padre, pasando después a una custodia compartida.
Llevan a cuestas más de 10 intervenciones judiciales, junto con multitud de visitas de la policía a los domicilios de las dos partes.

Nunca hubo buena comunicación entre los progenitores, en ocasiones faltando a la responsabilidad parental y queriendo resolver a golpe de juicio la estabilidad que sus hijos y él/ella necesitaban y necesitan.


El dictámen de un juez, te define una obligación, una pauta a seguir, aunque no estés de acuerdo. Pudiéndola cumplir o no.

Pero nunca te va a dar el querer empatizar con tu ex-pareja y ver que si ella pierde, tú pierdes y sobre todo pierden tus hijos, y que si ella gana, todos ganais pudiendo tener una comunicación más sana.


Éste es el valor principal en el que se basa la mediación familiar que abandero como un gran método para que situaciones como las que viven Juan y Carmen sean las menos habituales.

Si quieres saber más de éste método de resolución de conflictos, puedes leer aquí, ya que no es el tema que nos ocupa hoy.

En este día, quiero explicarte de manera sencilla y práctica, a mi entender, los 5 motivos más comunes de conflicto cuando las parejas como la tuya se separan.

¿Crees que es posible que te separes o divorcies de tu pareja y en lugar de estar más tranquilo/a tu vida se convierta en un verdadero infierno?

Deseo leer de corazón tus comentarios. Aunque también voy a responder yo.

Pues sí. Creo que tu vida se puede convertir en un infierno si la venganza y la ira campan a sus anchas cada vez que tienes que tener un encuentro con tu ex-pareja y tomar algún tipo de decisión.
Te separas pensando que vas a poder continuar con una vida tranquila, que vas a tener un mayor bienestar y por contra, en lo que deriva esa ruptura es en pequeñas batallas diarias que te van desgastando.
Además deterioran la relación con tus hijos/as.

Desde mi punto de vista, cuando uno/a decide terminar una convivencia que se hacía insoportable, es para estar mejor y vivir con más libertad.


Cuando los conflictos se enquistan y por lo tanto se agravan, el efecto es el contario y de esta situación, créeme, es más difícil salir.

Te sientes ofendido/a y eso lleva a la agresión verbal o, en el peor de los casos, física. Te pones la armadura y le declaras la guerra a la parte contraria que, te recuerdo, has querido y que es la madre o el padre de tus hijos/as.

Y emprendes el camino bien sabido del juzgado, donde se librarán las más cruentas batallas por el control, la lealtad y el amor de tus hijos/as y por el patrimonio existente en la sociedad conyugal.

Aunque sabes de sobra que como padre o madre tienes que mantener el contacto con tu ex-pareja por tus hijos/as, te niegas a tí mismo/a la posibilidad más sociable y favorable para tu familia, evitando tu responsabilidad.


Uno de mis principales valores es trabajar la cultura de la paz, favoreciendo el “yo gano, tú ganas”.

Te puedo asegurar que tendrás, repitiendo la gran palabra, también más paz mental.

Pongamos un ejemplo:

Por sentencia, tienes custodia exclusiva, pero la otra parte se queja, incumple lo dictado por el juez por el motivo que sea, y amenaza de forma reiterada con pedir una modificación de medidas.

Dime si no vivirías con el miedo metido en el cuerpo ya que no sabes lo que va a pasar.

Si en cambio es algo pactado, no impuesto, porque se ha llegado a un acuerdo que, tengo que añadir, siempre será revisable debido a que la vida cambia y las situaciones también, será beneficioso para las dos partes

Ésa puerta es bueno dejarla abierta, permite que el aire entre y salga y se vaya oxigenando. Sin miedo al cambio.
Te aseguro que el cumplimiento es mayor y con más futuro, además de respaldado por la ley.

Y sé lo que me vas a decir.

Es imposible, con mi ex-pareja no se pueden hablar dos palabras seguidas, mucho menos dialogar y llegar a acuerdos.

Te digo que es posible, siempre, siempre, siempre se pueden mejorar los contactos para llegar a esos acuerdos tan necesarios.

Voy a contarte el caso de Matías y Maribel con 3 hijos en común, dos niños y una niña.

Deciden primero separarse, para terminar con un divorcio contencioso, es decir, sin mutuo acuerdo.

Accede aquí a la guía gratuita que te ofrezco para elaborar un convenio de mutuo acuerdo atendiendo a tus necesidades.

Custodia materna de los tres hijos/as teniendo la menor una discapacidad, quedando adjudicada la vivienda familiar para ella.

Y una pensión alimenticia de 150€ por cada menor, aparte de gastos extraordinarios.

Ante esta situación, empiezo a describir uno de los cinco motivos más comunes de conflictos tras la separación:

La vivienda en el reparto de bienes de las parejas que se separan y divorcian

Imaginad los roles y vivencias hasta el momento:

El padre: “toda la vida trabajando para pagar la hipoteca y sacar adelante a la familia”.

La madre en casa: “no aportando dinero, pero sí cuidando de los hijos/as y de el bienestar de la pareja”

¿Qué piensas que dice el padre?

“Ahora me encuentro en la calle, pagando hipoteca y alquiler, me siento decepcionado, tanto trabajar para no tener nada”

¿Y la madre?

“La responsabilidad del hogar completa ha sido para mí. ¿Cómo busco trabajo con la carga familiar que tengo y sin ayuda?. Menos mal que no estamos en la calle. Estiro los 450€  al máximo. Me siento agotada.”

A tu parecer, ¿Cómo ves esta sentencia? 

¿Las partes sienten que tengan lo que necesitan?

¿Ves otras posibles soluciones?

Me gustaría saber tu opinión.

En la actualidad la vivenda está estipulado según la Ley de Derecho de Familia, para que la disfrute, no por ello teniendo que ser propietarios/as, las personas más desfavorecidas y con menos recursos.

Continuo con el siguiente motivo más común de conflicto:

Pensión de alimentos y gastos extraordinarios. Conflictos de parejas casadas o parejas de hecho

Este tema es extenso con gran variedad de casos y daría para 3 artículos más. Pero voy a ser breve y concisa centrándome sólo en dos conflictos que considero en la actualidad más comunes generados por la falta de confianza en el otro/a y lo injusta que considera cada parte su situación. 

1.- Custodia compartida para ambos progenitores. Ambos acarrean a partes iguales con los gastos.

El Padre trabaja con un buen salario.

La madre no trabaja y el hijo/a es pequeño/a.

2.- Custodia materna exclusiva con una pensión por alimentos adjudicada al padre, además de la pensión compensatoria.

Cuando hablo con las personas que tienen sentencias de este tipo, no suelen estar muy de acuerdo ni contentas ya que no la han decidio ellas ni han tenido en cuenta sus matices y necesidades.

Y sobre todo, no hay una responsabilidad parental/marental real.

Voy escribiendo y cada vez me doy más cuenta que las fórmulas establecidas e inamovibles en sentencias de familia no funcionan.

Desde mi espacio www.rehacertuvida.com siempre te voy a ofrecer la oportunidad de que puedas ejercer tu derecho a expresar tus necesidades y que sean escuchadas de forma activa para llegar a acuerdos no estandarizados que te satisfagan más y te hagan comprometerte con tu proyecto familiar.

Además de promover la libertad para ejercer la co-parentalidad y responabilidad parental adecuada a cada situación particular.

Custodia, horarios y vacaciones

Entiendo como madre que en estas situaciones, la tendencia ante la pérdida es proteger a las personas que piensas aún te quedan y son necesarias en tu vida. Sientes una gran ansiedad ante la separación de tus hijos/as.
Un gran porcentaje de madres piden una custodia materna o exclusiva, generándole sufrimiento el hecho de pensar que su hijo/a se tiene que ir con su padre, ya que consideran que no van a estar bien cuidados e incluso “abandonados”.

Temiendo la custodia compartida.


El padre siente que acarrea con todos los gastos y que ve menos a sus hijos/as, provocando que se vaya despegando de ellos/as y no atendiendo a sus obligaciones.

Esta es una situación que se da de forma continuada.

Desde mi punto de vista este miedo por una parte y dejadez por la otra está provocada por la falta de una buena comunicación entre el padre y la madre.

Deben entenderse, hacerse favores, estar abiertos a posibles cambios de horarios, no enredarse en cuestiones menores…
El posicionarse como enemigos teniendo que luchar, la mayor parte en los tribunales con el desgaste que conlleva, hace que la situación la vean como desigual e injusta, perpetuándose en el tiempo.

Ropa y útiles de los hijos/as

En ciertas ocasiones, cuando veo las situaciones que se dan respecto a éste tema, me pueden llegar a parecer incluso muy divertidas y chistosas.

Está claro que para los/las protagonistas no lo es tanto, porque les lleva a discusiones interminables, acabando en una demanda para que otro/a les resuelva la situación ya que son incapaces de llegar a un acuerdo razonable.

  • Recuerdo un caso donde los progenitores discutían porque según la madre, el padre no vestía bien a la niña para ir al colegio e iba desconjuntada y eso era motivo de disputa contínua.
  • También se echaban en cara que el padre no le lavaba la ropa, por lo que la madre tampoco lo hacía y se la devolvía al otro progenitor sucia.
  • Que si cuando iba a casa del padre la ropa no volvía y era su deber comprarle más.
  • Que por qué todas las semanas tenía que comprarle útiles para el colegio, ¿No tiene suficiente con la pensión?

Todas estas cuestiones irrisorias crean un gran malestar entre el padre y la madre y sobre todo en los hijos/as. 

Todo ello auspiciado por la falta de comunicación.

Comunicación y control

Esto sucede cuando se produce la separación, como comentaba antes, ya con la relación muy deteriorada. 

Entiendo que se produce para suspender la convivencia.

Pero también se produce un bloqueo donde cada parte es hermética con la otra provocando desconfianza hacia “el enemigo” y olvidándose que como padre/madre siguen teniendo la responsabilidad hacia sus hijos/as.
 

Para mí es muy triste el ver como dos personas que supuestamente se han querido y han confiado la una en la otra, tras la separación se declaran la guerra y ya no son confiables ni para velar por los hijos/as.

Anulando al otro progenitor/a, no permitiendo que sus hijos/as tengan padre y madre

¿Por qué crees tú que pasa esto?

Se dan las siguientes situaciones:

Cuando el hijo/a está con uno de los progenitores, no permite que se comunique con el otro.

¿Los motivos?

A mí se me ocurren venganza, daño, evitar que la otra parte ponga ansioso/a al niño/a, que el niño/a sea muy pequeño y no sea constante en la conversación…

¿Cúal piensas tú que es la causa o qué situación te ha tocado vivir?

Sin duda cualquiera de esas puede ser, pero este hecho crea mucho conflicto que al final acaba en los tribunales.

Y otra cuestión que no por ser la útima es la menos importante, es la sensación de pérdida de control que tienen los progenitores cuando el hijo/a está al cuidado del otro y tienen la necesidad de seguir actuando “por el bienestar” de sus hijos/as.

1.- Que si a mi hijo/a lo cuida el novio/a y yo no quiero.

2.- Que si mi hijo/a es muy pequeño para viajar y no le doy el permiso.

3.- En la familia del padre/madre siguen una dieta vegana y yo quiero que mi hijo/a coma carne, que si no le van a faltar nutrientes…

Podría seguir así un rato más.

Son todos los peros que se te ocurran.

Como no, estas disputas se llevan a los juzgados saturándolos con el consiguiente gasto que conlleva tanto para las partes como para la sociedad.

Cuando mantienes el conflicto sigues con la cuerda atada al otro/a.

No te desprendes.

Es al contrario, seguir en la ira y en la falta de comunicación, atrapándote en una maraña de problemas sin resolver.

Como decía, la separación o el divorcio sólo rompen la convivencia, no la responsabilidad parental o marental, que desde mi punto de vista debe ser consensuada por ambas partes.

Que garanticen por encima de todo el bienestar de los hijos/as.

Y una parte importante para conseguir ese bienestar es que los hijos/as vean que tanto su padre como su madre se entienden y son felices aunque sea cada uno/a por su lado.

¿Crees que el mantener una comunicación fluída con la otra parte es importante?

Solsución de conflictos. Entiende el conflicto en las rupturas de pareja

He descrito algunas de las situaciones que provocan conflicto, me preguntarás, ¿pero, qué puedo hacer si mi ex-pareja sólo actúa para ponerme piedras en el camino?

Desde mi punto de vista, trabajar la comunicación para ir resolviendo poco a poco los diferentes problemas que vayan apareciendo, llegando a acuerdos que, aunque sean pequeños, perduren en el tiempo.

Es una buena solución.

Te voy a dar unas pautas para que puedas resolver situaciones que te provoquen sufrimiento y ansiedad y que se repiten en el tiempo favoreciendo una buena comunicación:

Analiza cómo reaccionas ante los problemas que se te plantean con tu ex-pareja e hijos/as.

Estilo de afrontamiento del conflicto

Analiza el conflicto o problema y valora si merece la pena que gastes tu energía en resolverlo o dejarlo ir.

Análisis del conflicto

Si consideras que es importante, escribe en tu diario:

a) El problema. ¿Cómo lo ves tú?

b) Personas que intervienen

c) ¿Cómo te sientes tú ante el problema?

Las emociones que experimentas, ¿cómo te sientes de empoderada/o para resolverlo?
Si necesitas ayuda, ¿Qué tipo de ayuda? ¿Con quién cuentas?

d) ¿Qué pasos vas a dar para resolver el problema?

Escribe gran cantidad de soluciones con “una lluvia de ideas”.

Espero que estas pautas sean de ayuda para tí.

En breve estaré realizando un taller sobre:

¿Cómo resolver los conflictos que se producen tras la ruptura de pareja con hijos/as?

Están abiertas las pre-inscripciones para que no te quedes sin plaza y tengas toda información del evento.

En este artículo te habrás dado cuenta de que te he formulado muchas preguntas.

El objetivo es estimular tu capacidad creativa para que tengas en cuenta que tu situación puede tener varias soluciones, no una o ninguna.

Puedes salir de la dificultad en la que te encuentres y vivir una vida mejor.

Se trata de abrir la mente y explorar.

María Morillo

5 comentarios

  1. Elena dice:

    Por suerte, no me encuentro en ninguna de estas situaciones que describes, pero soy consciente de que nadie está libre de pasar por ellas. Me parece muy interesante la manera de hacernos reflexionar sobre los diferentes conflictos que presentas y creo que la mediación es importante.

  2. Hola María,

    Tu explicación de los conflictos me ha compungido el corazón. Los adultos deberíamos encontrar una solución amistosa en pro de los hijos cuando la relación se rompe.

    Debemos anteponer siempre el diálogo y la negociación antes, durante y después de la ruptura.

    Gracias por este artículo. Me ha hecho valorar más la relación que tengo en este momento.

    Un abrazo,

    • Hola Verónica, siento que haya sido duro para ti. Pero esa es una realidad que yo veo. Hay muchas parejas después de separarse se mantienen en la ira y la venganza y no miran más allá de hacer daño al otro/a. Los hijos/as los ven como una propiedad y cada quien cree que está haciendo lo mejor- Muchas veces no se dan cuenta del daño que hacen sus actuaciones.
      Me alegra también que te haya hecho reflexionar, porque aquí es donde parte la empatía. Tan necesaria en estos casos. Un beso y gracias por el comentario-

  3. Pilar Tejero dice:

    Hola,
    Me parece interesante la visión que das incidiendo en la comunicación y te doy la razón en que es fundamental.
    Me ha gustado la reflexión al final del post sobre cuando uno de los dos quiere anular al otro. Considero importante vigilar la autoestima en estos procesos, ya que no solamente la intención que de la otra persona por anular, sino la fuerza que se tenga para no permitirlo. Además el nivel de estrés se multiplica y sin una autoestima alta no se puede gestionar.
    Te felicito por tu post.
    Un saludo,

    • Muchas gracias Pilar por tu comentario.
      Toda la razón, hay que tener en cuenta la autoestima de cada persona. Por eso es tan importante, desde la mediación legitimar a las partes y darles su espacio de autoafirmación a cada una.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Get Amazing Stories

Get great contents delivered straight to your inbox everyday, just a click away, Sign Up Now.
Email Address
Secure and Spam free...

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario, mide el tráfico web y acepta cookies de terceros Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar